Según estudios el 90% de los proyectos empresariales fracasaban y del 10% que sobrevivían, el 66% lanzaba al mercado un producto o servicio que no tenía relación con el original.

La metodología Lean Start Up proviene de las teorías de Lean Manufacturing creadas por Toyota, pero ajustada al modelo de las Start Ups por Eric Ries de modo que rediseña el proceso de concepción del proyecto haciendo que sea mucho más eficiente y se reduzca el riesgo de fracaso. Siguiendo con el concepto de Lean, con esta metodología lo que se hace es resaltar todas aquellas actividades que aportan valor, eliminando todo aquello que es superfluo y que genera gastos innecesarios.

lean-startup-248x300.png

Aprendizaje validado, experimentación e iteración son los tres pilares en los que se basa la metodología Lean Startup. El objetivo es reducir el riesgo en el lanzamiento de nuevos productos y servicios. Aprender del cliente (Customer Development) es la clave y cuanto más rápido y barato mejor.

Para ello, la experimentación es la herramienta, que transforma nuestras hipótesis iniciales en hechos, haciendo del aprendizaje el pilar sobre el que construimos nuestro producto o servicio y nuestro modelo de negocio. La experimentación consiste en enfrentar cuanto antes las ideas al mercado, en forma de prototipos, entrevistas, productos mínimos viables, etc. para testar las hipótesis del negocio y convertirlas en hechos. En resumen, testear la propuesta de valor, lo antes posible.

De esta manera la estrategia va emergiendo conforme obtenemos más conocimiento del mercado, en lo que también se llama un proceso de estrategia emergente. Con la experimentación, aquellas hipótesis que resulten falsas nos obligarán a pivotar respecto a la idea inicial, proponiendo alternativas cada vez más próximas a la estrategia óptima. De esta manea es el mercado el que guía nuestra estrategia y no la estrategia la que guía nuestro modelo de negocio.

Con la metodología Lean Startup se va construyendo a medida que se obtiene más y más conocimiento del mercado, pasando a invertir sumas más importantes únicamente cuando el aprendizaje ya se ha realizado. De esta manera, el método Lean StartUp permite invertir menos recursos (tiempo, dinero e ilusión) en la fase de aprendizaje y testeo de la idea de negocio, para invertir más recursos o pedir financiación cuando el conocimiento y las probabilidades de éxito son altos.

FUENTE: http://innokabi.com/metodo-lean-startup/

Anuncios